En el hospital de Chacabuco la dieron por muerta, pero resucitó en la sala velatoria: “Me impactó mucho ver a mi mamá adentro del cajón con los ojos abiertos”

Una insólita situación ocurrió este jueves en la ciudad de Chacabuco. El empleado de una funeraria se dio cuenta de que una mujer dada por muerta en el Hospital municipal aún respiraba cuando preparaba su cuerpo para su velatorio.

 

Enseguida, llamó a una ambulancia que corroboró que la mujer, María Muñoz, estaba viva y la volvieron a internar en el centro de salud.

 

Muñoz, que padece una enfermedad incurable, estaba internada desde el 22 de octubre. Ayer por la tarde la desconectaron y hasta se firmó su certificado de defunción, precisaron a TN.com.ar desde la Cochería Olivetto.

 

“A la tarde dijeron que ya no tenía signos vitales, tipo 10 vinieron de la cochería a buscarla. Cuando la pusieron en el cajón, los hombres que estaban preparando me avisaron de que todavía estaba respirando», contó Gladys, la hija de la mujer, al sitio local de noticias Chacabuquero.

 

«Lo que más me impactó fue ver a mi mamá en el cajón con los ojos abiertos», agregó la mujer, todavía indignada por la situación que su familia tuvo que atravesar.

 

«Mi mamá está con una enfermedad que ya no tiene cura pero tampoco es para darnos una noticia así», continuó.

 

Su hermano, Carlos, que vino de Pergamino tras conocer la noticia, dijo estar «shockeado».

 

«Me avisan de que mi mamá había fallecido y al rato me llaman de que resucitó en la casa velatoria. La verdad que estamos muy mal, muy nerviosos, no sabemos donde estamos parados», agregó.

 

La familia se quejó también de las explicaciones que recibieron desde el centro de salud. «Lamentablemente la doctora no dio la cara. No debe tener familiares para decir semejante cosa», dijo Gladys.

 

En la Cochería Olivetto, aún no salen de su asombro. «La señora abrió los ojos con sus hijos presentes. ¡Estaba viva! Hace 40 años que estoy acá y es la primera vez que nos sucede», contó a TN.com.ar la dueña del lugar.

 

«Fue un desastre. Si mi empleado no se daba cuenta, ni me imagino lo que se podría haber armado», agregó.

 

 

 

 

Fuente: https://tn.com.ar/sociedad/estaban-por-velarla-pero-estaba-viva-me-impacto-ver-mi-mama-en-el-cajon-con-los-ojos-abiertos_1005450

0 comments

Other articlesgo to homepage

Donald Trump firmó un decreto para que las redes sociales se hagan responsables de los contenidos

Donald Trump firmó un decreto para que las redes sociales se hagan responsables de los contenidos(0)

El decreto contra las compañías eliminaría el blindaje de responsabilidad que tienen actualmente.

Murió el actor Gustavo Guillén

Murió el actor Gustavo Guillén(0)

En 2007 del reality show Bailando por un sueño y en 2008 debutó en teatro con Asesiname dulcemente.

Autoridades realizaron ofrenda floral en el busto de Rosario Vera Peñaloza

Autoridades realizaron ofrenda floral en el busto de Rosario Vera Peñaloza(0)

El ministro de Educación Ariel Martínez, encabezó este jueves la ofrenda floral realizada en la plaza 9 de Julio en honor a Rosario Vera Peñaloza por su incansable tarea educativa y por el Día de los Jardines de Infantes. En la oportunidad el titular de la cartera educativa destacó que Rosarito fue “pedagoga, luchadora comprometida

Alberto reveló su mayor temor en esta pandemia: «no me perdonaría…»

Alberto reveló su mayor temor en esta pandemia: «no me perdonaría…»(0)

El Presidente aseguró que se logró contener los contagios para construir un sistema de salud que antes no existía.

Un concejal cobró el IFE y culpó a su esposa: “Me anotó de prepo”

Un concejal cobró el IFE y culpó a su esposa: “Me anotó de prepo”(0)

El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) dispuesto por el Gobierno en el contexto de la pandemia del coronavirus está destinado a los trabajadores informales y a los monotributistas de las categorías más bajas. Sin embargo, un concejal cobró el beneficio y generó revuelo.

Ver mas

Relacionados

Informacion de Contacto

Redes Sociales

Categorias Populares

© 2014 Rioja 24 - Todos Los Derechos Reservados